La Curandera

21.04.2017

Tocaron el timbre, abrí la puerta eran los testigos regalando un poco de fe. Mi vecina Paula sale en su coche seria, triste y atenta. Pobre Paula todavía me acuerdo de ese día.la trajeron de la ruta,los gritos se escuchaban en toda la cuadra. Buscaba a su amiga Florencia, nunca nadie vio. Alguien que para algunos nunca existió. Yo las vi salir esa nochecita. Ellas se iban de fin de semana... Las chicas se van de fin de semana Paula Sofía Florencia y Agustina. Paula es la conductora Sofía, Florencia y Agustina las copilotos. Suena el celular, es Sofía pregunto en cuando pasan por ella. Diversión y aventura es lo que necesitan. Fin de semana de amigas La casa de la playa las espera después de un verano increíble. Llegan estos días que para mi son los mejores son los del fin del otoño, cuando no queda casi nadie y la ultima golondrina no partió. La magia esta latente solo para los más preceptivos. Paula pasa por cada una de ellas. Tienen todo listo salen después de la caída del sol. Piensan llegar cenar, dormir y amanecer con el ruido de las olas y el olor a océano. Música y arrancan a la ruta. Son más de las 20 h pasadas y parece una nochecita de verano. La luna llena les ilumina el camino. Agustina dice que la luna ilumina más que otras noches. Pasan el primer peaje y siguen por la interbalnearia. Charlan cuentan quien esta de novio con quien, quien dejo a quien y otros hechos. Suben la música y cantan, suena " la renga" balada del diablo y la muerte. El coche comienza a fallar pero solo Paula se da cuenta. Cruzan el segundo peaje, algo pasa se detiene el coche. Las chicas se incomodan están alertas. Se bajan miran sin saber, miran su celulares. Paula le avisa a su mama. La mama de Paula no atiende y decide llamar al remolque. Paula sabe que en el auto tiene una linterna la busca y listo. Abren el capo y solo miran. No saben que hacer, lo golpean como si fuera un chico atorado con algo en la garganta. Llama nuevamente al remolque y una voz le pide la ubicación. La operadora les dice están en ruta 37? Un silencio se hace en el teléfono, Paula dice varias veces,- hola- hola. La operadora le dice que se suban al auto y esperen allí. El remolque no ira hasta el amanecer y les recomienda que no salgan del auto. Paula le replica que le mande un remolque porque tiene que seguir su viaje o que de lo contrario le envié un remolque para volver a su casa. La llamada se corta, ya no la atienden más. Muy cerca se ve una iglesia iluminada. Florencia les dice que ira hasta allí. Es la iglesia de los obreros de Piria. Paula sube al auto y ve que a lo lejos una persona se acerca. Les avisa a sus amigas Agustina esta muy nerviosa y Florencia la calma. Sofía les dice que se queden tranquilas. Es un hombre viejo encorvado el saluda y ellas pregunta donde pueden encontrar un mecánico. El les dice no saber, pero les recomienda que con la luna llena no entren al pueblo. Paula piensa la chica del remolque le dijo que no saliera del auto hasta el amanecer. El hombre sigue caminado y se pierde en la noche. Florencia insiste en ir hasta la iglesia. Trancan el coche y van al pueblo. Ven la iglesia es enorme hermosa, nunca la vieron asi caminan con cuidado y mirando a todos lados. Una mujer vieja se les acerca camina con dificultad, Paula la saluda y pregunta si conoce un mecánico. Se nos quedo el coche. La vieja levanta su mirada y les dice en la iglesia están todos vayan allí. Antes de seguir su camino la vieja les dice -hoy una serás bruja porque esta en tu alma serlo. Ellas no entienden que les dijo. Sofía comienza a sentirse mal, son los nervios. Un viento fuerte se levanta, los árboles se mueven con mucha fuerza se escuchan las ramas quebrar. Corren a la iglesia y entran rápido. Todos están allí cantando un ritual pagano el órgano de tubos suena con unos acordes macabros. Tienen miedo, las personas parecen hipnotizadas las antorchas encendidas en los extremos de la iglesia la hacen mas un ritual que una iglesia de pueblo. Sofía les dice que esta mareada y se desmaya. Las chicas tienen mucho miedo Entre todos los presentes una vieja con ropas de otra época y un ojo ciego se hace paso apoyada en un bastón. Señala a Florencia y le dice tu alma vieja conoce a mi alma. Volviste. Florencia esta petrificada tiembla, tiene fija mirada en ella. Paula se interpone y le grita que las deje en paz que quieren irse. La vieja la mira levanta su bastón y le dice- ha vuelto a su casa y ya no se ira. -Tú puedes irte. Paula le grita y toma de la mano a Florencia, la vieja da uno gritos y Paula es lanzada fuera de la iglesia. Agustina llora y le pide por favor que las deje ir. La vieja le dice- tu te puedes ir. Vete le grita vete. Agustina camina casi como un zombi sin mirar a sus amigas sus ojos están el blanco. Florencia ya vio todo no sabe que hacer solo esta Sofía y ella. La vieja se acerca, la mira a los ojos y le -dice recuérdame sabe quien soy. Florencia le grita que no sabe quien es. La vieja la mira, abre un pequeño frasco y le dice huele. Para Florencia eso fue un viaje en el tiempo es la hija de una bruja. Fue robada por un embajador que alquilo la casa de su ex patrón el viejo Piria. Florencia la nombra, tu eres doña Liberata la que les dio vida a muchos la que quito el mal de ojo a otros, la curandera. La vieja la mira y le dice -ya te llevaron una ves ya no te vayas hija mía. Florencia esta en trance, su alma pertenece al lugar. Doña liberta entiende, pero la estuvo esperando mucho tiempo para poder partir con ella o para descansar en paz. Sofía despierta y corre a avisarle. Entran todas, Florencia les dice- amigas mías es tiempo de que vuelva con mi madre ya una ves me separaron, ya no la quiero dejar sola. Esta alma esta triste y vieja, me necesita. Las chicas le gritan a todos los que están dentro de la iglesia que hagan algo. Un gran viento apaga todas las antorchas, la luna se oculta detrás de las nubes negras las chicas no saben que hacer. Al amanecer el sol las sorprende están en el suelo de un edificio que dicen podría haber sido una iglesia pero la curia nunca dio el permiso. Se limpian las ropa tiene tierra y mugre del lugar, no esta Florencia. La buscan por el pueblo pregunta por ella y nadie sabe de que hablan Van hasta el coche y no esta. Llaman a su familia y ellos no entienden a quien buscan ya que solo iban tres en el auto. La mama de Paula le dice que solo iban Agustina, Sofía y ella. Que no sabía que iba otra chica. Todos dicen lo mismo. El coche no arranca esperan a que las venga a buscar, ella saben que falta Florencia. Paran varios coche, son su familia viene por ellas. Se van del lugar y pasan por el cruce peligros de la interbalneaira y la 37, ven a Florencia y a la vieja. Paula no sabe que creer, lo que vivió no lo puede contar porque todos le dicen que Florencia nunca existió. A los pocos días Paula se sube al coche con su mama. Enciende la radio y suena la balada del diablo y la muerte. Nunca supieron que paso, nunca mas volvieron. Saben que doña Liberata vivió en el fondo de la casa de Piria y allí curo mal de ojo, fue partera de muchos y enterró a otros. Santiguo a muchos y libero del mal a otros. Pero nadie cuenta y nadie sabe que paso con la niña de la vieja. En la noche de luna llena cuando la iglesia de Piria sin santos se ilumina se ve a Florencia vigilando a los viajeros que no se detengan. Por que algún alma siempre busca algún alma perdida. De Ivonne Silveira Machado